Cantar de los Cantares "Hablemos de Amor"

El amor es hallado por los que pueden aceptar al ser humano, o la naturaleza humana tal cual es. 
No existe el principe azul. La sociedad exalta una imagen falsa que nos dicta que lo externo es lo que vale: El hombre suave de los comerciales, el hombre musculoso, el hombre sin ningún granito en la cara, etc.
Debemos recordar que el principe azul de los cuentos,  es un personaje importante en el cómic de fábulas, donde se casa sucesivamente con las princesas, terminando cada matrimonio en divorcio por ser un mujeriego compulsivo. Él mismo comenta: «Siempre amo de todo corazón a una mujer cuando la persigo por primera vez... pero no soy bueno en la parte de felices-para-siempre.»
 
Hay un palabra usada en la Biblia para describir el Amor "Ágape": Sin interés propio, entrega de su voluntad y un compromiso.
El amor "Ágape" en 1 de Corintios 13, es una base fundamental para nuestra relación de noviazgo o matrimonio. 
 
"El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no  busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de Ser..."

 1 Corintios 13: 4 -8

El amor no es pasión, no es simplemente un sentimiento o deseo ni depende de belleza, gozo o éxito. En 1 de Corintios 10:13, El Apostol Pablo dice: "No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana, pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podaís soportar". 

No es pecado ser tentado pero si es pecado entregarse a la tentación, solamente nosotros podemos decir ¡NO!

Hay que establecer convicciones basadas en la palbra de Dios, la vida presentará oportunidades de ceder, pero la satisfacción momentánea es un precio muy alto para pagar, nos roba posibiliddes futuras y arruina esperanza del mañana, los hechos nunca mueren viven para siempre en nuestra memoria. Debe haber discreción en la conversación y no crear la tentación con palanras  sueltas hablando de cosas sexuales con miembros del otro sexo.

Las emociones no deben ser el eje sobre el cual giran nuestras relaciones, debemos alimentar el amor por medio de la comunicación y esta debe ser fácily fluir sin temor con la persona  a la cual pensamos amar, recordemos que antes de amar debemos querer a esta persona y tomarnos el tiempo suficiente para ello.

Mucho contacto físico baja la comunicación a un nivel de cuerpo a cuerpo y no incluye el espíritu y alma. Leemos en 1 tesalonicenses 5:23 "Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo".   Las caricias no satisfacen, solamente estimulan el cuerpo, el sexo es un regalo de Dios a la creación cuando esta dentro de los muros de protección que Dios ha provisto dentro del matrimonio, por diseño de Dios estimulación física demanda más estimulación, pero fuera del matrimonio solamente provoca, excita y fustra. Cuando le damos lugar a la pasión perdemos la razón, ¡Cuidado!

Después de un compromiso deben decidir y fijar una fecha para casarse. Y no debe ser largo. Al haber compromiso eleva la relación a otro plano, el uno empieza a sentirse dueño del otro. Pero mucho cuidado por que a la vez la tentación aumenta.